«Todo el mundo es un genio, pero si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, creerá toda su vida que es un estúpido»

Albert Einstein.

Lo dijo un científico famoso hace mucho y recién ahora nos damos cuenta de toda la razón que tenía. Lee y descubre por qué la educación libre o redonda es el sistema del futuro. Si tienes hijos, incluso querrás que ellos la obtengan.

Mucho se ha hablado, debatido, investigado y realizado con respecto al sistema de educación a nivel mundial. Pasar de una época donde la educación era prácticamente un privilegio solo para los más adinerados, a un nuevo sistema donde las personas de clase media y los pobres – algunos países-  son capaces de tener acceso a ella también. Queda claro que esto es una mejora pero aún no es suficiente.

Hay mucho revuelo con respecto a un nuevo sistema que poco a poco incrementa su popularidad. Este está  atrayendo a miles de personas a probarlo, e incluso muchos países lo tienen en la mira  en un modo de prueba de eficacia para su futura implementación; Finlandia ya está a la cabeza de esto implementando gran parte de la filosofía que rige a este nuevo sistema, y fue reconocido como el país con la mejor educación del mundo. Suena como algo que deberíamos  probar,  ¿no? Le llaman la educación redonda o educación libre.

Su principal basamento como teoría para la realización es que los jóvenes no deberían estar  adoctrinados a cumplir con un cierto estándar de inteligencia más matemático. El sistema tradicional bajo el que muchos nos hemos criado funciona de la siguiente manera: tienes a un joven con  lo que quizá se consideran malas calificaciones en materias del tipo prácticas matemáticas o física, sus bajas calificaciones en este ámbito afectan incluso su nota general con otras materias y su promedio de estudiante, además de desmoralizar al joven llevándolo a creer que tiene pocas capacidades o menos inteligencia que sus compañeros quienes sí consiguen buenas notas. Pero, ¿qué ocurriría si este joven poco astuto para las matemáticas,  en sus ratos libres se dedica al dibujo, hace mapas de lugares e incluso logra conceptualizar gráficamente edificios y demás estructuras? Podríamos decir que tiene cualidades para ser diseñadorilustrador o hasta un posible arquitecto, pero esta posibilidad se ve opacada por su bajo promedio en materias numéricas, que incluso le podrían frustrar su ingreso a un nivel Universitario y en algunos casos, ocurre lo mismo con el futuro de un posible talento.

Con la educación libre se busca abolir este sistema antiguo, obsoleto para muchos y lleno de meritocracia con un formulado bien pensado que empieza con los niños desde tempranas edades.

En Finlandia, en los años 60s, se podían apreciar dos modelos de educación muy diferentes de manera paralela.  Lo que llamaría la atención de los expertos fue la abrumadora diferencia que existía entre ellos: uno era el clásico modelo matemático que ya conocemos y el otro un modelo mucho más humanista, que buscaba explotar  las cualidades y talentos de los jóvenes a temprana edad. El modelo humanista destacó por encima del otro, logrando crear los jóvenes más inteligentes y preparados para la vida adulta. Ya en los años 80s decidieron mantener el sistema que arrojaba los mejores resultados, ganándose así el reconocimiento mundial a la mejor educación en la actualidad.

En este sistema redondo (llamado así por la analogía de la mesa redonda, donde todos podemos debatir un tema sin ninguno ser más que otro, permitiendo que todos los debatientes se puedan ver a la cara sin ningún problema, ayudando al libre debate sin jerarquía,  donde cada opinión vale lo mismo) se observa al joven y sus cualidades desde que comienza sus primeros años de estudio, tratando así de orientar y llevar al estudiante a enfocarse y fortalecer estos atributos. Si el estudiante destaca en matemáticas, se le orientara especialmente hacia a ellas, e igualmente pasará con el estudiante que destaque más en la música.  Ya se ha demostrado los resultados de esto numerosas veces e incluso psicológicamente tiene un notable impacto en los niveles de estrés y felicidad de los jóvenes y niños.

Necesitamos abrir nuestra mente para deja entrar lo más moderno e innovarnos para ser una mejor sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here