Si piensas que hacer ejercicio es difícil, imagínate como es hacerlo en un lugar sin gravedad, eso es lo que sientes los astronautas.

Viajar al espacio trae muchos problemas al cuerpo, atrofias musculares, pérdida de densidad en los huesos y malas condiciones cardiovasculares, es por eso que la NASA, en específico su programa de investigación humana, están continuamente buscando formas de que los astronautas se mantengan sanos y en forma.

La agencia espacial lanzo hace unas semanas el programa de entrenamiento aeróbico y de resistencia (iRAT, por sus siglas en ingles), mismo que requiere que los habitantes de la Estación Espacial Internacional hagan ejercicios que mejoren su cardio y su fuerza, al menos seis días de la semana, dos horas y media diarias, esto para asegurar que sus huesos permanezcan fuertes y sus músculos se ejerciten como lo harían con las actividades físicas regulares aquí en la tierra.

La teoría dice que un régimen más estricto de entrenamiento de resistencia con intervalos de aerobics ayudará a los astronautas a mantener su salud en la estación espacial, esto es importante también para futuros grupos que viajaran a marte y sus nuevas condiciones especiales”, asegura el Dr. Lori Ploutz-Snyder, investigador principal del proyecto.

Adicionalmente, los investigadores de la NASA estudian a un grupo de voluntarios en la tierra mientras hacen ejercicios con un aparato que simula una inclinación de seis grados – como se puede ver en la imagen – esto para simular la dinámica de los fluidos que ocurre con los astronautas en el espacio.

Este estudio lleva mucho tiempo en progreso y ha resultado muy exitoso, el año pasado se halló la forma para ayudar a los astronautas a mantener su salud en el espacio, aparte del ejercicio llevan una dieta balanceada que consiste en 55% de carbohidratos, 30% de grasa y 15% de proteínas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here