El emprendimiento es básicamente llevar adelante una obra o un negocio a partir de una idea, con esfuerzo y haciendo frente a diversas situaciones y dificultades, para obtener una retribución.

¿Dónde se observa el Emprendimiento?

El uso más habitual del concepto aparece en el ámbito de la economía y los negocios. Como una iniciativa de un individuo, un ente o un grupo de personas que asume un riesgo económico o que invierte recursos con el objetivo de aprovechar una oportunidad que brinda el mercado. En tiempos de crisis, emprender puede  significar una salida (o, al menos, una posibilidad de crecimiento) para quien se halle en situación de desempleo.

¿Por qué puede fracasar un emprendedor?

Todo el que inicia una actividad económica o un proyecto de vida, persigue un beneficio para sí mismo y quizás para un tercero, cuando esa retribución no llega en las primeras etapas, el sentimiento de frustración invade al emprendedor, la motivación decae y se pierde el interés en continuar la faena.

Tres cosas pueden ocasionar el fracaso de una idea: la búsqueda de perfeccionarla y descuidar la oportunidad en el proceso, muchos inventos se quedaron en el lápiz y papel, gran cantidad de ideas nunca salieron de la mente de quienes la imaginaron, otras empollaron tanto que al salir del cascarón, se encontraron con un mundo cambiado que ya no requería de tal producto. La desmotivación por la necesidad imperante de obtener ganancias: caer en la desesperación, a menudo es desencadenante del desastre.

No es recomendable pretender una utilidad en los primeros días de la marcha, los objetivos deben ser planificados a mediano y largo plazo para resultados satisfactorios. La mala planificación: se necesita evaluar el potencial de la idea, generar un buen plan para ponerla en marcha y vigilar el desarrollo de la actividad productiva. Emprender un proyecto no es fácil para un emprendedor no preparado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here